Páginas vistas en total

miércoles, 20 de enero de 2010

Crucifijo si, crucifijo no.

Cuando pasen 10.000 años y la humanidad haya dado algún pasito mas a lo mejor ya tendremos superado el problema de las religiones. Jesús intentó liberar a los judios de una religión que les oprimia, les hacia esclavos de la ley, que les condicionaba y separaba de otros grupos humanos. ¡No lo consiguió! y para mas inri, sus seguidores crearon otra religión con sus leyes y rigideces que recuerdan a la anterior.
Ahora ha surgido el problema de si el simbolo religioso que representa la cruz debe estar en las aulas y espacios publicos o no, por ser España un pais laico y donde coexisten varias religiones.

Me gusta pensar que llegará un día en que las religiones hayan desaparecido y no se necesiten simbolos ni insignias que diferencie a unos de otros, entonces habremos descubierto en nuestro interior el sentido profundo de ser fiel a uno mismo y el respeto que todos nos debemos a todos.
Pelearnos por quitar o mantener la Cruz es una contradicción que nos indica lo lejos que estamos todavia de comprender el mensaje de Jesús. Me parece que 10.000 años van a ser pocos.

jueves, 14 de enero de 2010

Madrid





Cuando paseo por esta esplendida ciudad que es Madrid, todo me parece consistente, las fuentes, los arboles, los edificios, las estatuas...todo menos las personas que lo poblamos.

Somos como frágiles pompas de jabón que brillamos unos instantes y luego desapareceremos sin dejar rastro y Madrid seguirá siendo una bella ciudad en la que apenas se notará nuestra huella.

Pero mientras que estoy aquí me siento afortunada por poder disfrutar de sus calles, de la alegria de sus gentes, de El Retiro...

lunes, 4 de enero de 2010

2010


Hemos entrado en un nuevo año y tengo la ilusión de hacer un proposito y mejorar en algo mis hábitos pero...he fracasado tantas veces.
No soy capaz de leer mas, ni de hacer mas ejercicio físico, ni de comer menos, ni ser mas paciente ¡jolín! voy a tener que seguir siendo como soy.
Dentro de este año celebraré mi 70 aniversario y la cifra me impresiona bastante, ya soy una anciana en toda la extensión de la palabra.
Voy cubriendo etapas y esta que se abre ante mi me produce un cierto vértigo y también miedo a la enfermedad, mi organismo está desgastado y empezará a tener fallos.
Mi proposito para el 2010 es que no me voy a quejar de nada y voy a intentar asumir las consecuencias de haber vivido 70 deliciosos años.