Páginas vistas en total

viernes, 13 de noviembre de 2009

En Exodo




La vida sobre ruedas o a caballo, yendo y viniendo de misión cumplida, árbol entre los árboles me callo y oigo cómo se acerca Tu venida.
Cuanto menos Te encuentro, más Te hallo, libres los dos de nombre y de medida. Dueño del miedo que Te doy vasallo, vivo de la esperanza de Tu vida.
Al acecho del Reino diferente, voy amando las cosas y la gente, ciudadano de todo y extranjero.
Y me llama Tu paz como un abismo mientras cruzo las sombras, guerrillero del Mundo, de la Iglesia y de mí mismo.
Pedro Casaldáliga

martes, 10 de noviembre de 2009

El caminito



Este rio de personas que es la humanidad ¿será siempre igual? o sea, en un grupo numeroso ¿habrá siempre un porcentaje similar de mediocres? de egoistas? de generosos? de inteligentes? de aprovechados?.

No se, cuando observo a la gente, como por ejemplo por esta calle de Tetuan, lo primero que siento es ternura, afecto y respeto por la carga de sufrimiento, trabajo, esfuerzo, dolor, miedo... que todos llevamos encima. La vida es una lucha diaria por sobrevivir a pesar de que sabemos que de forma inevitable este rio desemboca en la muerte.

Pero mientras caminamos juntos tenemos la posibilidad de amarnos, de compartir las caricias, de ayudarnos, de reir y de celebrar, es de locos vivir para atesorar o para odiar cuando podemos avanzar cantando y jugando.

Santa Teresa decia que la vida era una mala noche en una mala posada. Puede ser, pero...si no duermes tienes la oportunidad de ver las estrellas.